Baja Autoestima en Emprendedores



Los estudios demuestran que al menos el 85% o más de la gente del mundo sufre de algún grado de falta de autoestima. Aunque uno podría pensar que tales problemas son sólo característicos de la gente pobre, no educada o que pertenece a áreas socioeconómicas más bajas de la sociedad, las personas de todas las clases sociales pueden sufrir problemas situacionales o más que afecten sus niveles de autoestima.



Baja autoestima en Emprendedores y Empresarios

Muchos empresarios muy exitosos carecen de autoestima en algunas áreas de sus vidas. Tal vez se sientan socialmente desafiados o tienen dificultades para establecer relaciones cercanas o íntimas. Quizás experimentan baja autoestima con respecto a su apariencia física o su salud. Tal vez no se diviertan en sus vidas, tal vez estén dedicando demasiada atención a su trabajo. Muchas personas "exitosas" son impulsadas a tener éxito. Ellos compensan sentirse menos en áreas de sus vidas trabajando más duro y encontrando un lugar en el que pueden sobresalir a través de su trabajo. Esto les proporciona un nuevo enfoque en el que pueden ganar, pero no cumplen con sus necesidades olvidadas en otras áreas como las relaciones, la recreación, el desarrollo personal y espiritual, la salud y la apariencia y su capacidad para llevar vidas equilibradas, divertidas y satisfactorias.

No es que haya algo malo en encontrar un nicho ocupacional donde uno pueda tener éxito y se sienta bien consigo mismo. Sin embargo, muchos de los que carecen de autoestima en otras áreas se encuentran impulsados ​​a lograr, para demostrar su valía. Puesto que el negocio es un área donde pueden brillar, descuidan otras áreas para centrarse excesivamente en su negocio.

Sin embargo, puesto que sus acciones se basan en la creencia errónea de que de alguna manera no son lo suficientemente buenos, son defectuosos o indignos de ser completamente amados y aceptados, hay poca satisfacción duradera, incluso en las areas donde pueden sobresalir. Es como si subieran una escalera estando su cima en las nubes. Ellos piensan que si pueden escalar lo suficientemente alto, tendrán éxito. Habrán probado su valor. Encontrarán satisfacción, felicidad y realización. Sin embargo, a medida que suben más y más, nunca parecen llegar. Siempre hay nuevas metas y objetivos que les desafían a demostrar su valía. Cuanto más logran, más tienen que subir. Sea como sea, nunca parecen estar completamente a la altura. O, si lo hacen, es de corta duración y fugaz en el mejor de los casos. No hay manera de llegar al punto en que encuentren lo que anhelan tanto, la paz de la mente que proviene del amor propio y la autoaceptación.

Debido a que la base de su escalera se encuentra en arenas movedizas, a menudo se hunde tan rápidamente como suben. De hecho, desde su perspectiva, nunca alcanzarán la perfección que tanto buscan. Siempre encontrarán evidencia para resaltar sus defectos y reforzar sus temores de ser indignos, no amables, defectuosos de alguna manera.

Porque se tiene baja autoestima

Nadie tiene que conformarse con una existencia apagada debido a la falta de sentido de autoestima. La mayoría de las personas inventan o piensan que hay algo malo en ellas, que son de alguna manera inadecuadas, no lo suficientemente buenas y no merecen ser amadas y tener acceso a todas las cosas buenas que la vida tiene para ofrecer. Si están dispuestos a examinar su pasado para llegar a la fuente de su resignación y baja la autoestima, pueden reinterpretar lo que les sucedió de tal manera que puedan curarse eliminando el auto-mensaje negativo al crear una consciente decisión de vivir sus vidas esforzándose por la excelencia y contribuyendo con otros. Al desarrollar una firme creencia de que pueden impactar a la gente y al mundo que les rodea y que son, de hecho, muy dignos de recibir las bendiciones de la vida, ellos manifestaran felicidad y plenitud.


Consecuencias de la baja autoestima

Además del costo de no encontrar la verdadera felicidad, el cumplimiento a largo plazo, o la paz, la falta de autoestima afecta a la gente de negocios de muchas otras maneras. Por ejemplo, al no llegar a la fuente de sus problemas de autoestima, sacrifican su poder personal, su capacidad para lograr mejor su propósito de vida y manifestar plenamente sus dones en el mundo. Si nuestra energía se gasta estando preocupada por nuestras debilidades o siendo incompleta con nuestro pasado, nunca podremos estar plenamente presentes en el día de hoy y por eso sacrificamos nuestro verdadero potencial para lograr un resultado.

Nuestras relaciones sufren porque interpretaremos mal las palabras y acciones de los demás de una manera que nos invalida y nos hace sentir mal acerca de quiénes somos. Podemos estar tan impulsados ​​a demostrar que somos lo suficientemente buenos como para sacrificar nuestra efectividad y carisma personal centrándonos en nosotros mismos y nuestras deficiencias en lugar de en los deseos y necesidades de los demás. Podemos jugar a las escondidas en situaciones sociales o siempre que la posibilidad de lucir mal o "ser descubierto" nos llegue. O, podemos sobrecompensar y convertirnos en trabajolicos por el deseo de probar nuestro valor a los demás o a nosotros mismos. Debido a este enfoque mal orientado, intercambiamos nuestra capacidad para impactar a los demás al máximo y para contribuir mejor con nuestros dones al mundo.

Como superar la baja autoestima

La respuesta es escapar del círculo vicioso de falta de autoestima, disminución de la confianza y la búsqueda interminable y frustrante de la satisfacción radica en el proceso de 3 pasos.

  • El proceso comienza con la curación del pasado de modo que ya no nos robe la energía y consume nuestra atención. 
  • Una vez que la atracción de los fantasmas del pasado está completa, podemos entonces dirigir nuestra atención a analizar adecuadamente nuestra situación actual. Podemos identificar lo que está funcionando en nuestras vidas y lo que falta para apoyar una vida libre de trastornos en la elección, una vida que honra nuestros valores más importantes y nos inspira a vivir apasionadamente.
  • Y finalmente, podemos tomar esa varita mágica que es nuestro derecho de existir, agitarla sobre nuestras vidas y diseñar nuestro futuro deliberadamente. Podemos optar por hacerlo de una manera que nos emocione, ya que rechazamos ese estado sombrío de baja autoestima, resignación malsana y autocompasión que ya no nos apoya. Podemos vivir con la intención de honrar nuestra magnificencia dada por Dios y llevar una vida feliz y plena que contribuya plenamente a los demás al compartir nuestros dones con el mundo.





QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue
Baja Autoestima en Emprendedores Baja Autoestima en Emprendedores Reviewed by Mercedes Balda on 13:00:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.